Estás en: Inicio Señas de Identidad Aprendemos...un día cualquiera
Aprendemos...un día cualquiera en Nubes

  1. Es muy temprano estoy medio dormido, pero contento de empezar un nuevo día en mi “cole”. Mis profes me esperan en la sala de usos múltiples, que a primera hora de la mañana sirve de comedor, porque ¡a estas horas tengo un hambre!. Después de desayunar juego un rato con mis amigos, bueno alguno más que amigo es un incordio porque se empeña siempre en quitármelo todo... Es divertido porque puedo ver a compis que no son de mi clase y con los que ya no estaré el resto del día. A las 9 “todos a sus clases”.
  2. Llega la asamblea. Nuestra profe nos nombra a todos, ¡ya me sé muchos nombres además del mío!. Vemos quién no ha venido, qué día de la semana es, qué estación del año y si hace frío o calor; y también si estamos contentos, tristes o enfadados.
  3. Luego viene algo muy divertido: “los bits” de inteligencia, creo que se llaman. Son láminas de cuadros, animales, esculturas, ciudades..... ¡qué se yo cuantas cosas!. La profe nos los enseña –un poco deprisa, eso sí-, nos dice su nombre y nosotros debemos repetirlo. ¡Algunos son muy difíciles –Vincccccen Vango.........-, lo de “Los girasoles” ya es más facilito. También veo palabras, puntitos rojos que creo que son números.....
  4. Después llega el momento de preparar la ficha que toca ese día: grande-pequeño, rojo-azul, frío-calor, ¡qué se yo!. La profe nos cuenta cosas, nos pone canciones y luego la hacemos.
  5. Antes de comer terminamos haciendo cada día una cosa: que si psicomotricidad, tocamos instrumentos, escuchamos cuentos, enroscamos, jugamos con coches, enhebramos cuentas, cosemos zapatos, plantamos una semilla...... vamos, de lo más variado.
  6. Se acerca mi momento preferido. Hoy hace buen día y salimos un ratito al patio antes de comer. ¡Se me hace muy corto! y rápidamente nos llaman para lavarnos las manos porque hay que comer, aunque antes volvemos a ver muy rápido las fotos, las palabras, los números... ¡Siempre me quedo con ganas de más!.
  7. Aquí la verdad.... hay sus más y sus menos... yo no sé que les pasa a los amigos, algunos no deben tener hambre porque lloran un poco. Otros son muy graciosos y antes de terminar se quedan dormidos sentados. ¡Vamos, para grabarles!.
  8. Terminamos de comer y pasamos otra vez al baño: cara, manos, pis.... lo que toque. Y ..... a la cama. La profe nos pone una música muy bonita, muy lenta.... y aunque pongo mucho interés en escucharla, tengo que reconocer que la mayoría de los días me quedo dormido ¿porqué será?.
  9. Antes de darnos cuenta ya está la profe despertándonos. A veces cuesta mucho abrir los ojos y me gustaría dormir un ratito más. Pero la obligación es la obligación. Nos levantamos, vamos dando a la seño nuestras mantas para que las doble y nos disponemos a “ponernos guapos”. Toca peluquería y colonia porque muchos amigos ya se van a casa.
  10. Después de recoger y asearnos volvemos a ver por última vez esas fotos tan divertidas. Creo que hay he aprendido una nueva...
  11. Yo tengo unos padres muy trabajadores y me quedo un ratito más. Ahora toca merendar. Vuelvo a encontrarme con el pesado que me quita el juguete...
  12. ¡Por fin!.... papá y mamá han venido a buscarme. Me lo estoy pasando muy bien, pero ya me apetecía verles. Me quitan el baby, las zapatillas del cole, me ponen mis zapatos, mi abrigo y...... para casa después de un largo día de trabajo. ¡QUE DURO ES SER NIÑO!.
  13. P.D. Ah, se me olvidaba... los peques creo que hacen algunas cosillas diferentes: duermen mucho y además en cunas, toman biberones, se sientan a comer en unas sillas muy raras, altísimas, llevan todavía chupete, gatean... en fin, ¡cosas de pequeños!, aunque tengo que reconocer que tiene unas aulas muy divertidas, con paneles de muchos colores, tableros de texturas, piscina de bolas... De algo nos tiene que servir ser los mayores del Cole.